Cómo elegir un buen sofá

Comprar un sofá para nuestro hogar representa una inversión importante, lo que lo convierte en una decisión que no se debe tomar a la ligera. Si elegimos correctamente, nuestro sofá puede estar con nosotros durante muchos años, mientras que, si tomamos una mala decisión, seguramente estaremos de vuelta en la tienda gastando otro montón de dinero en algunos meses. Para que se te haga más fácil elegir, acá te traemos algunas recomendaciones que debes seguir a la hora de pillarte un sofá.



·       Revisa que tu sofá se ajuste a ti
Distintos tipos de personas necesitan distintos tipos de sofá. Antes de comprar, asegúrate que el asiento será cómodo para todos los miembros de la familia en distintas posiciones. Escoge la profundidad de los asientos según tus preferencias y asegúrate de que la espalda del sofá sostenga tu espalda de la manera adecuada. Si de vez en cuando te echas una siesta en el sofá, verifica que encajas perfecto en él al acostarte.
·      Comprueba la estructura del sofá
Los cojines o la tela del sofá se pueden cambiar cuando se encuentran en mal estado. Sin embargo, la estructura interna de tu sofá tiene que ser resistente y suficientemente sólida. Investiga o pregunta sobre el cuerpo del sofá antes de comprar. Los sofás hechos de una madera resistente duran hasta 6 veces más que los de plástico o metal.
·      Cuidado con los resortes
Los cojines se ajustan a la base del sofá mediante resortes, lo cuales se encargan de ofrecernos una sensación más suave cuando nos sentamos, como si todo el sofá se contrajera para recibirnos. Comprueba que los resortes del sofá son resortes serpentina o resortes atados a mano; los sofás que usan mallas o goma para sujetar los cojines suelen ser de muy mala calidad.
·       Todo tu sofá debe ser suave
No solo los cojines o los brazos deben ser cómodos. Todo el cuerpo del sofá, desde su base hasta sus esquinas, debe sentirse acolchado y suave al tacto. Si puedes sentir la madera dentro del sofá a través de la tela, es posible que esta se desgaste muy rápido y tu sofá se vuelva muy incómodo dentro de algunos meses.
·      Aprieta esos cojines
Al apretar los cojines de tu sofá, observa que vuelvan a su forma original en cuanto los sueltas. Si el cojín se mantiene en la misma forma que lo dejaste, lo más seguro es que se vuelva plano con el paso del tiempo y sea realmente incómodo.
Con los consejos que te hemos dado, estás listo para sumergirte de cabeza en la comodidad y pillarte el mejor sofá allá afuera.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Aspiradora Roomba modelo Roomba 980

Historia del automóvil

Alimentos congelados